Lino

El lino es un cultivo originario del mar Mediterráneo con 7.000 años de historia, en la que personajes icónicos tales como Hipócrates (650 AC), y Carlomagno (800 DC), incentivaron y hasta llegaron a legislar su consumo. En Argentina se lo produce desde tiempos coloniales principalmente por su fibra de alta calidad de uso textil, y actualmente se lo produce por sus semillas de gran valor nutricional.

Desde un punto de vista agronómico (**)

El lino es un cultivo invernal que se adapta a las condiciones ambientales en la pampa húmeda Argentina, con mayor énfasis en provincias tales como Entre Ríos, Buenos Aires y Córdoba.

  • Siembra: La fecha de siembra en la provincia de Bs As es muy amplia, yendo desde Junio hasta Septiembre. Hay que considera que el cultivo presenta cierta sensibilidad a heladas a partir de floración, lo que puede complicar las siembras muy tempranas. La densidad en sistemas agroecológicos ronda de 50 a 70 kg/ha, DEL 17,5 cm, Profundidad 1 a 3cm.
  • Requerimientos y respuestas: Es un cultivo que posee una respuesta al fotoperiodo cuantitativa de días largos, posee hábito de crecimiento indeterminado, y tiene muy bajos requerimientos de vernalización (variedades argentinas). El cultivo se autofecunda en un 95%, y presenta cierto nivel de tolerancia al exceso hídrico.
  • Periodo crítico: se considera que es durante las etapas de floración, principio de fructificación.
  • Adversidades: el cultivo es poco atacado por plagas y enfermedades, pero si hay que considerar el impacto que ejercen las malezas, ya que es mal competidor debido a su estructura, su baja tasa de crecimiento inicial, y a su baja cobertura. Es por ello que en sistemas agroecológicos se lo siembra con intercultivos tales como Trébol rojo, Trébol blanco y Lotus, que cumplen la función de cubrir nichos y capturar recursos que serían captados por malezas.
  • Cosecha: La cosecha del cultivo es a las 5/6 meses de sembrado, y se recomienda hacer un hilerado previo a la recolección. La humedad óptima de cosecha es del 9 al 10%, y el rendimiento esperado ronda los 500 a 1000 kg/ha.

(**) Recopilación de información de Griselda Vallduvi (UNLP), Patricia I. Gimenez y Daniel Sorlino (FAUBA), Lucrecia Grieco (INTA Paraná).

Es importante que sepas que…
  • Proteína: El lino está formado por un 25% de proteína de alto valor biológico, con bajos niveles de lisina, pero adecuados en el resto de los aminoácidos.
  • Carbohidratos: La semilla tiene un 30% de HCO, y el contenido en forma de azucares o almidón no supera el 1%. La mayor parte están en forma de fibras celulósicas (mejora asimilación de alimentos), mucilagos (protector de la mucosa gastrointestinal, laxante y tratamientos dermatológicos), y lignanos (fitoestrógenos vinculados a prevención de enfermedades cancerígenas, cardiacas y óseas).
  • Lípidos: El producto principal es el aceite ya que está en concentraciones cercanas al 40%, y su calidad es muy elevada principalmente por su contenido de Omega 3 cercano al 50%.
¿Sabias qué..

Durante el siglo XX llegamos a producir 1.000.000 de ha en Argentina, pero por diversas razones hoy estamos cerca de las 10.000 ha, ósea 100 veces menos (!!). (Fuente magyp)

¿Dónde lo cultivamos?

Paz

Ayacucho (Bs. As.)

Federico

Tandil

EN ÉPICOS SOMOS 100% LIBRE DE PLÁSTICO.